Saltar al contenido
Con Luz LED

Iluminación por inducción (Tecnología de inducción)

Una bombilla de inducción magnética, es básicamente una lámpara fluorescente; posee en su interior los mismos compuestos de gases a baja presión y mercurio para generar luz visible.

La diferencia es el reemplazo de los filamentos de tungsteno por bobinas magnéticas, cuya función es ionizar el gas mediante un gigantesco campo magnético.

Lampara de inducción magnética

Estas lámparas de inducción magnética no han tenido gran acogida en el mercado a causa del alto voltaje que manejan en sus bobinas, (más de 12KV) y los componentes tóxicos en su interior (Mercurio en especial).

En cuanto a eficiencia y vida útil son la actual competencia con la tecnología LED contando con una vida útil de casi 100.000 horas.

Los avances en esta tecnología han posicionado las lamparas de inducción magnética en una parte de las industrias de luminarias; debido a que no solo su construcción logra una durabilidad increíble, sino que ademas entrega una enorme eficiencia energética. Todas sus características generan un encendido veloz y permite una calidad de luz muy amistosa con el ojo humano.

Características de las bombillas de inducción magnética

La tecnología de inducción electromagnética para iluminación, conocida comúnmente como inducción magnética, no es reciente, sin embargo los actuales avances han proporcionado su desarrollo.

Elementalmente su construcción es parecida a una bombilla o lampara fluorescente, pero al contrario de la estimulación del gas desde un filamento, este se excita por un campo electromagnético.

Esto quiere decir que al no requerirse filamentos (partes de estas bombillas que se desgastan rápidamente disminuyendo el funcionamiento de lamparas fluorescentes), promueven el aumento de la vida útil y la fabricación de luminarias de altas potencias.

Funcionamiento y construcción de las luminarias de inducción

Las lamparas de inducción magnética mas recientes son alimentadas por energía de gran eficiencia, lo que se entiende como un consumo mínimo para brindar luz. De igual manera no existe el efecto estroboscópico, lo que significa que no producen el molesto parpadeo de las lamparas fluorescentes.

Principio de funcionamiento de bombilla de inducción magnética

Por otra parte, los recientes materiales utilizados han proporcionado luces mas centradas en el espectro visible del ojo humano; característica que se denomina Indice de rendimiento del color.

Dicha calidad de luz, es muy similar a la natural, y posibilita la capacidad de distinguir los tonos y relieves de los objetos. Por ejemplo, en trabajos como la selección y control de frutas y hortalizas, a los operarios se les posibilita distinguir colores y defectos reducidos. Ademas favorece su visión ya que se cansan mas poco que con la iluminación habitual.

Ventajas de las luminarias de inducción magnética

Con relación a las lamparas incandescentes o halogenas, la disminución de consumo de energía para una luminaria equivalente, es muy grande. Se pueden llegar a tener hasta diez veces, lo que significa que con un consumo de 100W se puede llegar a iluminar lo que anteriormente se hacia con 1000W.

Con respecto a otras tecnologías como lo son las fluorescentes, la disminución puede alcanzar por encima de un 65% de la energía empleada en una industria por iluminación.

Encontramos también otras ventajas como el tiempo de re-encendido, que en las lamparas de inducción magnética es instantáneo; tal característica genera un ahorro extra de energía, debido a que se puede fácilmente automatizar con sensores para que se enciendan cuando sea necesario.

Tipos de luminarias para iluminación de inducción y fluorescente

La instalación de estas luminarias es parecida a las lamparas comunes y se han fabricado con los diseños equivalentes; es decir, en los diferentes modelos que se ven tradicionalmente como campañas, proyectores, alumbrado publico, etcétera.

Vida útil de 100000 horas

Una lampara de inducción tiene una vida útil aproximada de 100000 horas, gracias a que no posee filamentos que se dañen y disminuyan su capacidad, como ocurre por ejemplo con lamparas comunes de potencias mayores.

Un bombillo incandescente puede tener una durabilidad de hasta 1000 horas y una lampara fluorescente de 20000 horas; de la misma forma las lamparas con tecnología LED pueden alcanzar 50000 horas de vida, lo que hace a la tecnología de inducción sea la mas duradera hasta ahora conocida.

Sin embargo, en la actualidad este tipo de luminarias de inducción tiene un precio considerablemente alto, lo que ocasiona que adoptar esta tecnología sea un poco inviable.

Temperaturas relativamente mas bajas

Las luminarias de inducción trabajan a temperatura promedio menor a 90 grados celcius, mientras que las bombillas tradicionales pueden alcanzar los 350 grados. La reducida liberación de calor al medio, resulta ser una enorme ventaja donde se deben tener temperaturas controladas.

Por ejemplo en la industria alimentaria, se reduce drasticamente el consumo de los sistemas de refrigeración, pues este tipo de iluminación aporta menos calor al lugar.